Thursday, June 8, 2017

Réplica a Qvortrup

Esta es una réplica al artículo en El País de Dr. Matt Qvortrup Los peligros de los referendos.

Celebro que el Dr. Qvortrup diga que "los referendos sobre temas nacionales [...] pueden ser una buena idea", contradiciendo así a aquellos que mantienen que "el referéndum no es la solución". No se espera que un referéndum sea solución, sino simplemente herramienta. Un mecanismo más en la búsqueda de una solución, o mejor dicho de un arreglo.

Un referéndum no necesariamente llega al final de un proceso negociador, como cree el Dr. Qvortrup. El referéndum también puede ser seguido por negociaciones. La experiencia canadiense nos habla de ello.

En todo caso, las negociaciones son esenciales, y creo que en esto el Dr. Qvortrup está de acuerdo. Si no se negocia en Madrid (o Barcelona), habrá que negociar en Ginebra. O bien en Dayton. O en Rambouillet, que queda más europeo.

Lo que el artículo describe como guerras civiles en Croacia y Bosnia no eran tal cosa. Llamarlas civiles deja de lado el papel del ejército yugoslavo y las ansias territoriales de Belgrado, y más tarde también de Zagreb (sobre Bosnia).

Poner énfasis en el referéndum como momento detonador deja fuera muchos otros elementos. Entre ellos las negativas a crear una verdadera democracia (que incluye el derecho de autodeterminación) que en el caso yugoslavo precedieron ese momento.

El artículo no es imparcial cuando concluye con estas palabras: "este comentarista instaría a sus amigos de Barcelona y Madrid [...] a no celebrar un referéndum si no hay un acuerdo previo entre las partes". Esto significa pedirlo todo a una de las partes, y nada a la otra.

Uno podría imaginarse un final de artículo distinto. Para ser más imparcial, habría que instar a Madrid a no usar la fuerza militar. Alguien más atrevido, después de rechazar el referéndum unilateral, hubiera instado a Madrid a negociar las condiciones para un referéndum pactado si el Gobierno es incapaz de hacerlo redundante.

No comments:

Post a Comment