Tuesday, May 31, 2016

El querido periodista

Es normal que Joaquim Coll describa a Manel Manchón como "el meu estimat @mmcias". Este querido periodista fue más lejos que nadie, incluyendo la entidad de la que Coll es el querido vicelíder, cuando nos contó que la dimisión del queridísimo líder de la misma entidad, Josep Ramon Bosch alias Fèlix de SS, se debió al "acoso". A menudo, un periodista fiel va más allá de lo que le manda su lealtad normal y corriente, especialmente en tiempos revueltos. Grandes obras del periodismo se han escrito de exactamente esta manera.

Podemos estar seguros de que el amor -que por supuesto es recíproco- le hará olvidar a Joaquim Coll un pequeño desliz de Manchón, quien ayer todavía habló de "un monumento franquista". Coll, en su calidad de historiador, había pedido: "Deixem d'anomenar-lo "franquista"". El flujo de información entre el querido vicelíder y el querido periodista siempre es mejorable, pero la lealtad es inquebrantable porque firme es el amor.

En todo caso, también para Manchón el franquismo "es historia". Junto con esta verdad verdadera, el resto del artículo que ayer a altas horas de la noche nos regaló Manchón está bien dentro de los parámetros establecidos. Ya el primer párrafo da fe de ello:

"El movimiento independentista tiene un grave problema. No es unitario. Surgen las contradicciones, y cada uno tiene su propio plan para Cataluña. Lo que ha ocurrido en los últimos años les debería llevar a una rectificación, que, en cualquier caso, acabará llegando cuando no tengan más remedio."

Las primeras tres de estas cuatro frases podrían ser replicadas por cualquier necio con un encogimiento de hombros, acompañado de las palabras: "Pues sí, es un movimiento transversal". Pero la linea editorial ya prevé que hay que entenderlas según lo establecido por el socialista Coll, que no se puede ser independentista y de izquierdas. Problema resuelto; los lectores de Manchón no son necios.

La última frase de este párrafo indica cómo el unionismo de la marca Coll-Manchón-Fèlix de SS ve el desenlace del problema catalán: Es inevitable que más pronto que tarde Convergència vea la luz.

A los ojos de estos unionistas, el futuro de Convergència está mejor representado por el alcalde de Tortosa, "un 'moderado'". Todavía un moderado entrecomillado, pero con posibilidad de mejorar su ránking en la escala Coll-Manchón-Fèlix de SS. Sobre todo este último, Josep Ramon Bosch i Codina según su DNI, que se describe como "nacionalista cultural" catalán y está casado con una señora de Convergència, tiene muy claro que lo malo no es el nacionalismo, sino el separatismo. Cabe esperar que Convergència se vuelva camboista. Es así de sencillo.

Cambó es uno de los grandes héroes del también historiador Josep Ramon el Feliz. Cambó, Blas Piñar y las SS.

No me sean sospechosos por esa rápida sucesión de referentes. Con la misma celeridad con la que Joaquim Coll redefinió el monumento de Tortosa como no franquista, ya meses antes había decidido que Josep Ramon Bosch es un demócrata ejemplar, por citar las palabras del también socialista Gerhard Schröder sobre Vladimir Putin. Schröder es hoy uno de los políticos más queridos en Alemania.

Esperemos pues, que Ferran Bel use con seny y moderación el apoyo que le brindan el demócrata ejemplar Bosch, su majorette Coll y el querido periodista, que, según me cuentan, será el primero en recibir el muy codiciado premio del Grup de Periodistas Pi i Margall.

Contra el trilerismo de los medios subvencionados del régimen, la alta profesionalidad de Manchón. Manel Manchón.


6 comments:

  1. Algú hauria d'explicar a què es dedica exactament el senyor Joaquim Coll a la Diputació de Barcelona, quina és la seva feina (sic), el seu horari (sic) i la seva retribució per seva abnegada tasca de servei (sic) públic (sic)

    ReplyDelete
    Replies
    1. No crec que ningú s'ha de posar amb la vida privada d'un altre, incloent-hi la feina, si no té res a veure amb la política.

      Delete
  2. Això depèn. Quan la feina és en una institució pública, s'ocupa un lloc treball (sic) d'assessor per motius polítics (herència de quan la DIBA estava en mans dels PSC); que comporta privilegis insòlits, com per exemple, no fitxar, la qual cosa equival a no haver de fer presència al lloc de treball, la qual cosa permet que en suposades hores de treball es prodiga i multiplica en actes polítics, tertúlies, rodes de premsa, etc, sembla que la cosa té molt a veure amb política..

    ReplyDelete
    Replies
    1. Dubto que Coll tingui privilegis enfront dels seus companys, llavors s'hauria de debatre no només sobre ell. Així, el tema ja no tindria res a veure amb l'entrada blog, sinó seria un altre: com funciona la DIBA.

      Delete
  3. Que té privilegis és indubtable. La pregunta seria, per què? O més encara, per què es mantenen uns privilegis adquirits en una altre context -"regnat" del PSC- I l'altra és, com encaixa aquesta moma amb el discurs d'una organització que "descobreix" subvencions encobertes al "separaitsme" a tort i a dret. Doncs aquí teniu una generosa subvenció encoverta en forma de "sou d'assessor" a l'unionisme, per part d'una institució que treballa en la "desconnexió"...

    ReplyDelete
    Replies
    1. Si vostè diu que té privilegis ho haurà de demostrar. Jo no en tinc coneixement.

      Delete