Sunday, April 24, 2016

Nazis en la UAB

SCC es directamente responsable de la presencia de neonazis en la UAB.


Fascinante historia en dos actos.

Acto primero:

Los Jóvenes de Societat Civil Catalana instalaron el 19 de abril una carpa informativa en la UAB. Sobre las 12:00, un grupo de estudiantes se presenció ante esta carpa, protestando contra SCC. El primer comunicado de SCC al respecto dice que este grupo "ha increpado" a los Jóvenes de SCC y que alguien sacó una navaja para arrancar y destruir la bandera de España de la carpa. Hasta aquí, hechos que el Código Penal define como falta leve. El mismo comunicado de SCC dice que también hubo amenaza con arma blanca, e incluso la ilustra con una cita: "Te clavaremos la navaja en la cara, no en la bandera". Este hecho, si cierto, ya va más allá de falta leve. Ante tal hecho, que si cierto es grave, ninguno de los supuestamente agredidos, ni tampoco SCC como organización, llamó a la policía. Pasarían aún 48 horas hasta la denuncia.

El comunicado también establece relación con una conferencia del periodista Jordi Borràs, sin mencionar su nombre. Borràs dio esta conferencia en la UAB a la misma hora de los hechos, sobre su libro Desmuntant Societat Civil Catalana. Diversos esbirros de SCC no tuvieron reparo en echarle la culpa al periodista de lo ocurrido. Son los mismos que, junto con SCC, reclaman para sí mismos libertad de expresión.

Volvamos a la supuesta amenaza con arma blanca. Muchos medios se hicieron eco de la supuesta agresión a la carpa de SCC. Algunos de ellos citaron la supuesta amenaza con arma blanca. Cosa que es normal, siendo este el hecho más grave, si cierto. Pero... ¿Es cierto? La supuesta amenaza con arma blanca ya no se encuentra en el escrito que SCC presentó ese mismo día al rector de la UAB. Tampoco se encuentra en el comunicado de SCC dos días después de los hechos, en el que anunció que acababa de denunciar los hechos a la fiscalía. Cabe concluir que la supuesta amenaza con arma blanca no forma parte de la denuncia.

Ante lo que SCC ve como una agresión con posible riesgo para la vida de uno de sus integrantes, no llama a la policía y espera dos días para denunciarla. El interés público de esclarecer unos hechos supuestamente delictivos no importa. Además, aquel hecho que, si cierto, sería el más grave es -aunque al principio se lo había ilustrado hasta con una cita verbal- un invento de SCC. Eso sí, un invento muy útil cara a la opinión pública. Una mentira que es parte de su estrategia victimista.

(No estamos lejos de que la CM de SCC, Montse García, se invente el intento de violación de una doncella vestida de blanco. Tiempo al tiempo.)

¿Se puede caer más bajo? Por supuesto que sí. SCC siempre puede caer más bajo.


Acto segundo:

El viernes día 22 SCC vuelve a instalar una carpa informativa en la UAB. Asisten su presidente Rafael Arenas y otros líderes de SCC, además de algunos políticos afines. Se espera otra contramanifestación. Gran sorpresa, antes que los contramanifestantes llega una docena de neonazis, que en un momento incluso hace un amago de cordón protector para la carpa de SCC. Los servicios de seguridad de la UAB hacen su cordón, teniendo a los contramanifestantes en un lado, y a SCC y los neonazis en el otro.

SCC dice que defiende la libertad de expresión "de todos", pero critica a los contramanifestantes por usar la suya.

Los contramanifestantes increpan a SCC, y mucho más a los neonazis, con los que al final llegan a una breve y limitada batalla, de la que un policía y un guardia de seguridad salen lesionados por lanzamiento de objetos. Aparecen algunas brimos de los Mossos que se llevan a los neonazis.

Nazis en la universidad, quien lo habría pensado. ¿Por qué estuvieron?

Para responder a esta pregunta primero me refiero a las diversas expresiones por parte de SCC de rechazo a los neonazis, tanto in situ como en las redes sociales. Por ejemplo, el coordinador de los Jóvenes de SCC, Josep Lago, tuiteó que "SCC es antifascismo". SCC se ve a sí misma como demócratas entre dos frentes, entre los neonazis y la extrema izquierda. Joder, qué bonito les queda, a los de SCC. Y hay medios que se lo tragan. He visto que hasta para algunos en la SER eres de extrema izquierda cuando eres antifascista. A la mierda con la democracia, con la unidad de todos los demócratas contra los nazis. La SER, fíjate. Y aún no hemos hablado de los vínculos de SCC con la extrema derecha.

En este punto ya queda claro lo hilarante de la historia. SCC es capaz de rechazar a los neonazis, pero no a los ultraderechistas en sus propias filas. Es un ejercicio de doble personalidad difícil de mantener por mucho más tiempo. ¿Por qué estuvieron los neonazis en la UAB? Porque pensaban que defenderían a los suyos. SCC sigue promoviendo a, y colaborando con, ultras como su presidente fundador Josep Ramon Bosch. Por eso, SCC es directamente responsable de la presencia de neonazis en la UAB.

Los pobres neonazis no tienen la cabeza rapada para digerir mensajes contradictorios, ni mucho menos se fijarán en el clamor de SCC de ser "los auténticos demócratas". Y, estimados lectores, qué quieren qué les diga. Los entiendo. Aquí hay ironía y cinismo por un tubo que a veces me superan hasta a mi.

SCC lleva encima un bulto tremendo. Tan grande que el verbo ya se escribe "eSCCurrir". Quizás aquellos seguidores de SCC que honestamente rechazan a la extrema derecha deban tener un diálogo -yo diría lo más breve posible- con aquellos líderes de SCC que como Joaquim Coll encubren y hasta promueven a personas de la extrema derecha.

Puesto que sé de qué hablo, lo esperaré sentado.


¿Qué me he dejado en el tintero? Ah, sí... Aparte de los neonazis, ¿quien más es un fascista a los ojos de Societat Civil Catalana? Venga, que aún no hemos rizado el rizo tal como sólo lo sabe hacer SCC. Para SCC son fascistas todos los que se le manifiestan en contra. Sobre todo cuando son antifascistas. Mientras, para SCC sus propios miembros fundadores Josep Alsina, Javier Barraycoa, Jorge Buxadé, Josep Ramon Bosch, etc., no son fascistas.

Y cuando les pasas, a los de SCC, fotos y vídeos de alguno de esos miembros fundadores suyos dando conferencias a organizaciones neonazis, ¿sabes qué es el resultado?

En este texto aún no he usado la palabra "hipócritas".

No comments:

Post a Comment