Thursday, September 3, 2015

Cacao mental

La ANC usaba un cartel en el que una niña pedía un país donde cada día haya helado de postre. Casi hemos llegado, el cacao ya es diario. El cacao mental.

Ayer Vilaweb y el "prestigiós professor de Ciències Polítiques a la Universitat de Princeton i membre del Consell Assessor per a la Transició Nacional" Carles Boix decían que la integridad territorial que había defendido Angela Merkel era la de un futuro estado catalan. Vale la pena leer el artículo. Pasas un buen rato. Si tienes un mínimo dominio de la lógica te parece raro-raro, si sabes un poquito de derecho internacional te caes de culo riendo. La broma empieza por la expresión "utis possidetis", que en el mundo real es "uti possidetis". Precioso profesor de Princeton.

Esta mañana me asalta un titular de e-Notícies: "Mas prefereix el dret a decidir a la DUI". Sencillamente no sé de qué va eso. Leo el artículo. Efectivamente veo que Jordi Basté y Artur Mas hablan sobre esta cuestión, empezando por la pregunta de Basté "vostè és més partidari del dret a decidir que de la DUI?", a la que Mas responde "ho he dit sempre". Esto no me saca de la duda. Voy al tuiter del programa, y allá pone otra frase de Mas: "m'encantaria q em deixessin fer un referèndum vinculant".

Ahora lo veo algo más claro. Acepto el pulpo de que "dret a decidir" es sinónimo a referéndum. Hasta me alegro, expresiones como estar a favor del "dret a decidir" siempre hubieran sonado mejor con la palabra referéndum. Se puede estar a favor de un referéndum, y en contra, con toda normalidad, y evitamos que los ciudadanos de bando y bando se acusen mutuamente de no ser demócratas, como por desgracia ha pasado.

Entonces de la cuestión entre manos queda que Mas prefiere un referéndum a una DUI. ¡Ahí está el cacao mental! Un referéndum lleva a un resultado que puede o no llevar a una DUI. El referéndum es un mecanismo, la secesión unilateral un objetivo. Los dos conceptos no coinciden ni en el tiempo, su única relación es causal. Y eso si aceptamos que una DUI equivale a la secesión unilateral, cosa de la que algunos discrepan: "La DUI és únicament una declaració, l'endemà no passa absolutament res. És una carta d'invitació a la comunitat internacional per pronunciar-se sobre aquesta independència, i és possible que no tingui resposta mai."

Bah, ya me da igual tanto detalle. Me alegro de que el problema con el titular esté finalmente resulto. Artur Mas confunde causa y efecto, Jordi Basté le acompaña en ello y e-Notícies lo comunica como si de lo más normal se tratara. El cacao mental diario ya es nuestra normalidad, en la que Artur Mas tiene que declarar la independencia porque no ha habido referéndum.

¡Un helado para la niña!