Monday, August 3, 2015

Dos impresentables

Una tal Elena Masó de ERC y una tal Montse García de SCC se pelean en Twitter y Masó menciona una dirección. No es la de García, como al principio todo el mundo supone, sino la de una empresa en la que García trabajaba hace casi veinte años y de la que Masó dice que sale en el Linkedin de García. No obstante, la intención por parte de Masó de señalar a la otra es indudable. Y por eso con razón García recuerda un reciente artículo de Enric Hernàndez titulado No nos señaléis. García habla de poner una denuncia por lo penal. Visto que se trata de una dirección empresarial y ajena, y no de una personal y propia, poca fortuna veo en eso. Pero bien, que García tenga suerte.

A Masó prácticamente no la conozco, pero por las pocas palabras que hemos cruzado me parece una persona bastante desagradable. A García sí que la conozco, y ahora recuerdo un incidente.

Fue hace aproximadamente medio año que le pedí dejar de dar cancha, por las redes sociales, a cierta persona. Por dos razones, una de ellas estaba relacionada con el trabajo, la otra era personal: tenía la sospecha de que aquella persona había hecho correr una foto mía que por parte de terceros se publicó en Twitter, en un tiempo en el que yo aún guardaba anonimato. Mi foto se usó con la misma intención que ahora la dirección de la antigua empresa de García: para señalar y quizás intimidar. García primero accedió a apartarse de esa persona, después no cumplió. Claro que sé por qué no lo hizo, la animosidad que nos guardábamos era obvia. Cuando no te gusta una persona, los principios son de segundo orden.

Que García ahora se erija en la defensora de "la libertad de todos" es interesante. Lo es aún más visto que García, de Masó, ha tuiteado de todo menos su dirección exacta. Y por supuesto, entre todos los detalles también una foto. Cuánto me suena.

Sunday, August 2, 2015

Fisking Granell

La Vanguardia ayer publicó un artículo del catedrático de Economía Aplicada (UB) y miembro de la Real Academia Francesc Granell, en el que éste habla de los costes de la transición a la independencia de Cataluña.

Sin decirlo, Granell sólo considera los efectos de una declaración unilateral de independencia (DUI), no los de una separación acordada con el estado matriz. Ambos escenarios son objetos de debate como vías alternativas a la permanencia en España, siendo la DUI el menos probable. Es el escenario menos probable por dos razones: primero, según derecho internacional Cataluña no tiene derecho a la secesión unilateral. Se encuentra en la misma situación que por ejemplo antaño Quebec, y por eso vale la pena (re)leer la Reference re Secession of Quebec del Tribunal Supremo de Canadá. Por supuesto que tampoco según derecho nacional (español) Cataluña tiene este derecho.

Segundo, la razón práctica. Aunque el programa, u hoja de ruta, de la "lista unitaria" prevé una secesión unilateral, este escenario es tan poco probable que hasta su cabeza de lista ha insistido que "las aventuras unilaterales son imposibles, tarde o temprano tendremos que negociar".

Una secesión negociada llevaría a unas consecuencias muy distintas que una DUI, ya que su propósito sería precisamente encontrar la mejor manera de facilitar la transición del actual estatus como Comunidad Autónoma al de un estado independiente, incluyendo la relación de este con organizaciones internacionales como la Unión Europea. Para esta Cataluña sería efectivamente un nuevo estado que tendría que ser admitido, pero una negociación exitosa con España facilitaría enormemente su ingreso.

Con esto no está dicho que este escenario es probable en términos absolutos, sino que es más probable que el otro, la DUI. Es por eso que hay que constatar con toda claridad que Granell incurre en la falacia del falso dilema al presentar sólo uno de los dos escenarios de secesión, que además es el menos probable. Este proceder es indigno de un científico.

Veamos lo que queda del artículo de Granell si incluimos los dos escenarios en la ecuación.

Granell reconoce que "la Catalunya actual podría ser un Estado viable comparable a otros muchos estados soberanos del mundo". En esto está de acuerdo con las tesis separatistas, así que seguimos con los puntos centrales que hablan de "los costes de transición". Los puntos 1 y 2 (salida de UE y Eurozona) son sólo aplicables en caso de DUI. El punto 3 es aplicable en caso de DUI, pero también a la fase en la que nos encontramos ahora.

Queda que la presente fase puede causar "incertidumbres que generarían salidas de capitales y un retraimiento inversor". Y seguimos.

Los puntos 4, 5 y 6 son sólo aplicables en caso de DUI, ya que parten de una situación creada en los puntos 1 y 2.

El punto 7, el último, es en cierta medida aplicable también a una secesión negociada: por supuesto que no se sabe si un estado catalán sería más eficiente, ya que no se conoce el futuro. Que las pensiones presentarían un problema es un argumento dudoso. Son un derecho individual adquirido con el sistema español que no se pierde por acabar viviendo en otro estado de la UE.

Al final, de la argumentación de Granell queda que la presente situación crea incertidumbres con posibles efectos económicos negativos, algo sólo superable por tres vías: o los separatistas desisten de su objetivo (cosa improbable), o bien se entra en negociaciones, cosa siempre recomendable. O bien, como tercera solución, la derrota en las urnas de los separatistas. Queda también que habría que construir un nuevo estado, cosa que siempre entraña riesgos y costes. Y en este punto tenemos que volver a las palabras del mismo Granell antes citadas: "la Catalunya actual podría ser un Estado viable comparable a otros muchos estados soberanos del mundo". El "si no fuera" que condiciona esta afirmación queda desacreditado por ser producto de la falacia del falso dilema.

No queda nada más de la argumentación de Granell, que por ende lejos de convencer ni a los indecisos ni mucho menos a los convencidos separatistas ofrece justo un poco de munición propagandística a los convencidos contrarios a la independencia, y eso sólo por el buen nombre del autor, pero de ningún modo por la calidad del artículo. Es por lo último que a la vez ofrece munición a los propagandistas de la independencia, convirtiéndose en contraproducente.

Existe un posible tercer efecto, al que el mismo Granell alude: "Ya sé que algunos me dirán que estos argumentos tratan de “impulsar el miedo” entre los electores de cara a las elecciones del 27-S".

Nada ha hecho este artículo para dar un nuevo impulso al debate. Al contrario, constituye otro punto oscuro del mismo, y otro peldaño en su degradación, sobre todo porque está escrito por un académico de gran calibre. Quien se quiere oponer al "adoctrinamiento independentista unilateral" estaría mejor asesorado hacerlo desde la honestidad argumentativa.

Thursday, July 30, 2015

Cambó vive

Pinceladas.

Josep Antoni Duran Lleida es el nuevo héroe de los antiindepes. No importa que fuera pieza clave del pujolismo y que haya acompañado, y se haya beneficiado de, todos sus males. Ahora que se opone claramente al separatismo es el nacionalista bueno. Me viene a la mente lo que dijo FDR sobre Somoza: "Somoza may be a son of a bitch, but he's our son of a bitch." Pero es más.

Ya cuando Duran creó Construïm, Josep Ramon Bosch, presidente de Societat Civil Catalana, dijo que Construïm es "la gran apuesta de futuro, porque muchos votantes de CiU que no son independentistas, pero sí nacionalistas, no encontrarán otro partido al que votar". Y es que el presidente de Societat Civil Catalana (SCC) siempre ha tenido una gran visión de futuro. Porque tiene una gran visión del pasado.

Bosch no le tiene ningún miedo al nacionalismo catalán. De hecho, él mismo es nacionalista catalán hasta el extremo de ser pancatalanista. El distintivo es que es nacionalista cultural, y no político. Como tantas veces en Cataluña, toca revivir la historia. Otra vez los buenos nacionalistas son los que quieren la integración en España, los malos los que quieren la independencia. Esta es la posición básica de Somatemps, y esta posición se ha conservado en la organización heredera de Somatemps, Societat Civil Catalana.

Y mientras que Bosch llama a Blas Piñar "una gran persona", Duran Lleida llama a Heribert Barrera "una gran persona". Con la diferencia de que Bosch añade el saludo falangista, "AE" por Arriba España. Si los dos Joseps van juntos, el Duran puede aspirar a ser el Cambó del Bosch.

En la próxima Diada, SCC ofrecerá una conferencia de historiadores. No están invitados los más polémicos, como Javier Barraycoa, carlista y cofundador de Somatemps y de SCC. Entre otros, estará Ignasi Guardans Cambó. Interesante. Otro panelista será Joaquim Coll, vicepresidente primero de SCC y se supone que la mano izquierda de la organización. Reescribir la Historia es el paso previo a revivirla.

Cuando trabajaba para SCC insistía en que la oposición debía ser al nacionalismo, no tanto al separatismo. No tuve éxito más allá de que a veces se usaba la palabra "nacionalismo" como arma arrojadiza. No había un posicionamiento antinacionalista de fondo. Y poco a poco me quedaba claro por qué.

Me había equivocado con los integrantes de SCC que son del PP. El PP quiere un nacionalismo catalán que sería su aliado natural contra la izquierda. También me había equivocado con los que son del PSC. La verdad es que no sé qué quieren. Aquí está lo extraño de la historia.

Desde hace meses, SCC quiere darse una imagen izquierdosa. El último resultado de esta operación fue la manifestación en Castelldefels contra el ingreso de la ciudad en la AMI. El vídeo que se hizo de este evento es buenísimo, y por lo tanto caro. Nunca SCC había encargado una producción de tanta calidad. Fíjense en la selección de entrevistados al principio, todos de izquierda. Inevitablemente encontramos ahí también a Enric Martínez, de Podemos, al que SCC quiere erigir en la otra mano izquierda del movimiento. (Con poco éxito, se le ve a años luz qué pie calza.)

Hay que destacar que SCC protestó en Castelldefels, pero no en Terrassa, donde el mismo día hubo la misma votación, y Terrassa también ingresó en la AMI. Castelldefels tiene unos 63.000 habitantes. Terrassa unos 215.000. Quizás lo que importaba fuera que en Castelldefels el anterior alcalde era del PP. ¿Y quién "rentabiliza", como escribe Crónica Global hoy, este apoyo a la AMI? El PP.

La nueva imagen izquierdosa de SCC es lo que en inglés se llama mero window dressing, y la gente de izquierdas en SCC no cuenta para nada más. La derecha hace lo que quiere. La defensa de la Constitución por parte de SCC es puro teatro.

Lo transversal de la organización se quiebra ante un nuevo nacionalismo con tintes incluso carlistas. Llegado a esta observación, no me extraña que el Rey no haya recibido a SCC, a pesar de todos los intentos. Para los carlistas, este Rey no es el legítimo.

Yo sé que hay gente buena en SCC. Gente solidaria y no nacionalista. Les deseo mucha suerte.

Wednesday, July 29, 2015

Cecil

Uno de los primeros tuits que veo esta mañana es del súper profesional (con tres estrellas) de la comunicación Juan Arza. Muy malos TV3, Catalunya Ràdio y el 324.cat. Dijeron que el cazador que mató al león Cecil en Zimbabue es español. Arza adjunta imágenes de dos tuits del 324.cat. Me voy a ver qué dicen, y resulta que uno de ellos lleva a la fuente de la información: la web del National Geographic.

Me costó un minuto llegar a esta información. Nuestro súper-dúper profesional (con tres estrellas) de la comunicación no tuvo ese minuto. Tampoco tuvo el tiempo para comprobar que hacía horas que el 324.cat había hecho otro tuit, hablando ya de un norteamericano como el "asesino".

Nuestro súper-dúper requeteprofesional (con dos estrellas y mucho corazón) de la comunicación, el señor Juan Arza, debe ser un gran aficionado a los medios públicos catalanes. Tan grande que se perdió que no sólo ellos durante unos tres días habían hablado de un español. Lo hacía toda la prensa. Como ejemplo, El Mundo: "Un cazador español, del que se desconoce su nombre, es uno de los hombres más buscados de Zimbabue..." Este artículo es del día 25. Ayer El Mundo rectificó con otro artículo.

El Confidencial, ese grandísmo medio, tituló el día 24 "Un cazador español mata por 50.000 euros a Cecil, el león más bello de Zimbabue". Ayer cambió este titular de forma subrepcticia, quitando la palabra "español". Como si nunca hubiera existido. Profesionalidad nivel Arza.

Si he dicho que toda la prensa hablaba de un español, quiero decir realmente toda la prensa. Como ejemplo, aquí va un artículo del Guardian, titulado "Zimbabwean authorities hunt Spaniard accused of killing Cecil the lion". Información que encuentras fácilmente en internet, salvo que lo usas sólo para confirmar tus ideas preconcebidas.

Por supuesto que otros patriotas se habían hecho eco de la información del español asesino con muchísimo gusto, felizmente olvidando que ese español podría resultar ser catalán. Y es que nada más bonito que usar la muerte para defender el propio sesgo político, sea la de Cecil, sea la de los colaboradores de Charlie Hebdo, o sea la de miles de bosnios.

Os estáis cubriendo de gloria, patriotas. Y no pasa nada, todo es un ladrar y cabalgar. Ahora que sabemos quien mató a Cecil, los grandes profesionales de la desinformación de trinchera ya han encontrado su siguiente tema de moda. Malo malo TV3 por revelar sobre el causante del fuego de Odena que "sabem que aquesta persona imputada [...] té 59 anys, que és espanyol, i que és propietari de la finca Can Rossinyol d'Òdena, allò on va començar aquest incendi". (A partir del minuto 2:47.)

¡Es propietario de finca! Supongo que ahora también Podemos tiene algo que decir.

Monday, July 27, 2015

Unionistas

Hay cosas que para aguantarlas necesitas un sentido del humor muy fino.

Los catalanes que no quieren la independencia llevan años rechazando ser tildados de "unionistas". La solución era llamarse "constitucionalistas". El líder del movimiento dejó claro su rechazo al término unionista en una entrevista, que cita Periodista Digital: "Nosotros no somos unionistas, somos catalanes y españoles. Esto de unionistas puede estar muy bien en el Ulster." Bosch dijo estas palabras el mismo día de la presentación de Societat Civil Catalana, que él lidera y que se ha erigido en defensora de la Constitución en Cataluña.

Todo eso muy bien y lógico, hasta hace pocos días, cuando Bosch, en un intento de, como dice, dejar claras las cosas, dijo: "Nosotros somos unionistas, porque efectivamente lo que queremos es la unión." Aquí está el recorte de vídeo.

Detrás de lo divertido hay un asunto serio. ¿Por qué a Bosch la Constitución le importa tan poco? La respuesta se encuentra en una entrevista que le hicieron cuando Societat Civil Catalana aún no existía y Bosch representaba la entidad precursora Somatemps. Está en un párrafo que cito entero:

"Somatemps nace para aportar un nuevo discurso, identitario, catalanista e hispanista. Para denunciar las falacias e insuficiencias de los discursos dominantes, y para mostrar que ambos son deudores de una misma filosofía que rechazamos. Somatemps nace para contestar al discurso soberanista desde la propia identidad catalana, y el discurso constitucionalista desde la identidad hispánica. Somatemps no quiere incidir solo en la realidad catalana, sino también en la española, porque creemos que no hay problema catalán, o en todo caso, que el problema catalán es parte del problema de España."

Destaca la palabra "identitario", y destaca que en estas palabras Bosch pone "los [dos] discursos dominantes" en un mismo nivel. No sólo quiere "contestar" al discurso soberanista, sino también quiere contestar al discurso constitucionalista. Es decir, Bosch quiere otra Constitución, incluso me parece que otro estado. Antes de la ley viene "la identidad". Y por supuesto la unión.

Esto es lo que hay detrás del "nosotros somos unionistas". Sus compañeros en Societat Civil Catalana no saben qué joya tienen. ¿O sí?

Friday, July 24, 2015

El fino humor de los ultras

Somatemps es la organización precursora de Societat Civil Catalana. El presidente y creador de la primera es el presidente y creador de la segunda: Josep Ramon Bosch. Diversos otros miembros destacados de Somatemps son también miembros fundadores de Societat Civil Catalana. Algunos de ellos personalmente, como también Somatemps en general, tienen vínculos con la extrema derecha: Democracia Nacional, Movimiento Social Republicano, Plataforma per Catalunya, Casal Tramuntana... you name it.

El mismo Josep Ramon Bosch declaró su admiración por el líder falangista Blas Piñar, con ese fenomenal "una gran persona", seguido por un "AE". Arriba España, el saludo de la Falange.

En este contexto hay que ver dos vídeos que Somatemps ha subido a su canal Youtube. El primero usa la canción En la fiesta de Blas, el segundo empieza con una escena de Barrio Sésamo, siendo Epi y Blas las estrellas.

Yo no sé si realmente se trata de un fino humor de los ultras, hasta ahora desconocido, o si todo eso es pura casualidad. Sea como sea, me estoy tronchando de risa.

Esto es Cataloonia. La política en su momento más hilarante.

Wednesday, July 22, 2015

Otro socialista muy confuso: Alain Cuenca

Es increíble, pero cierto. Después del caso David Pérez ya estamos ante otro socialista a quien el fascismo no le importa lo más mínimo. Otro diálogo por Twitter, hoy:

(Estos días la Universidad Internacional Menéndez Pelayo y la Fundación Joan Boscà -la fundación de Societat Civil Catalana- ofrecen una serie de conferencias.)


Alain Cuenca: "¡Que envidia no estar alli!" [Citando un tuit de la Fundación Joan Boscà: "Juan Arza, Juan Claudio de Ramón, Martí Saballs, Mercè Vilarrubias y Álex Ramos." Junto al tuit una foto de las personas citadas en la sala de conferencias.]

Yo: "Dígame, ¿cómo conjugan el #PedroPresidente de usted y la admiración por Blas Piñar del vicepresidente de la Fund. Joan Boscà?"

Cuenca: "No tengo nada que ver con ese señor, ni sé quien es, asi que no conjuga."

[El vicepresidente de esta fundación es Josep Ramon Bosch, presidente de Societat Civil Catalana.]

Yo: "No me esperaba otra cosa de usted. Permítame que le dé más información (Juan Arza inside, el de la foto) http://www.thebadrash.com/2015/06/10/societat-civil-catalana-lies-about-its-links-to-the-far-right/"

Yo: "Ups... Perdone, ¿usted no sabe quien es Josep Ramon Bosch? Es el presi de SCC. Usted conoce SCC" [Citando un tuit del mismo Cuenca: "Allí estaré, ayudando en lo que pueda: Societat Civil Catalana pide ayuda a otras CC.AA. ante la amenaza secesionista"]

Cuenca: "Si, perfectamente"

Yo: "De sus vínculos con la extrema derecha, pero, usted no sabía. De eso estoy seguro."

Cuenca: "No me importa si puedo ayudar a evitar una catástrofe. También en 1976 estuve en el mismo lado que Pujol"

Yo "¿Le entiendo bien, no le importa que SCC tenga vínculos falangistas y con partidos neonazis?"

Cuenca: "Esp no es cierto, y usted lo sabe."

Yo: "Vale. Qué susto por un momento. Pero sí, la información que le he dado es cierta. Lo del blog, p.ej., habla por sí solo."



Y quedé bloqueado. Evidentemente no le he faltado el respeto a Cuenca en ningún momento. Él sencillamente prefiere no recibir esta información. Quiere cerrar los ojos para seguir cooperando con una organización que tiene vínculos con la extrema derecha: "No me importa si puedo ayudar a evitar una catástrofe". Gracias por la sinceridad.



Alain Cuenca fue Director General de Coordinación Financiera con las Entidades Locales (2005-2008) y Director General de Coordinación Financiera con las Comunidades Autónomas y con las Entidades Locales (2008-2011); según Wikipedia. Es Profesor titular de Economía Aplicada en la Universidad de Zaragoza.